...jugando, siempre jugando.
Aprenden voluntariamente por curiosidad, por interés y porque se divierten. No hay una
obligación. Descubren nuevas vivencias, juegan con otros niños, juegan a aprender
inglés, hacen amigos, aprenden a compartir, a conseguir metas, a tener confianza en sí
mismos, y valores como la constancia, el esfuerzo y el respeto. Son las primeras raíces
de su futuro. Y todo jugando.